Establecer alianzas profesionales representa la oportunidad de generar vínculos con personas que potencialmente nos pueden aportar ya sea a corto, mediano o largo plazo.

Manos de varias personas se unen para representar una alianza

Para construir una alianza duradera y productiva se requiere un proceso contínuo de desarrollo y crecimiento mutuo. Por Ramiro M.

El mundo profesional y empresarial actual nos demanda desarrollar las denominadas “habilidades blandas”, que se refieren a un conjunto de rasgos y características personales, y de habilidades sociales que nos permitirán desenvolvernos con mayor confianza, seguridad y eficacia dentro de nuestro entorno.

Una de esas habilidades blandas tiene que ver con la destreza de establecer relaciones con las demás personas, ya sea en ámbitos laborales, educativos o personales.

Si analizamos nuestro proyecto o negocio, podemos decir que es fundamental relacionarnos con personas, profesionales, posibles clientes, seguidores, etc. Nuestro proyecto jamás avanzaría si no hay interacción diaria con otras personas.

Y precisamente la habilidad de establecer alianzas profesionales es un rasgo ideal para el emprendedor exitoso. Representa la oportunidad de generar vínculos con personas que potencialmente nos pueden aportar ya sea a corto, mediano o largo plazo. Para ello es fundamental también desarrollar habilidades complementarias como buena comunicación, empatía y negociación.

También es determinante saber elegir con cuáles personas establecer contactos. Aquí es clave tener los objetivos de nuestro proyecto bien claros, para así establecer alianzas conforme nuestro negocio las requiera. Se trata de definir el tipo de esas alianzas que aporten realmente.

¿Qué pueden aportar las alianzas a nuestro proyecto o negocio? Posiblemente mucho si las sabemos establecer adecuadamente. Todo dependerá de nuestro sector y del tipo de relación que se establezca. Pueden aportar conocimiento, proyectos en conjunto, colaboraciones y hasta amistades muy duraderas.

Por lo tanto, se puede mencionar que vale la pena tomar en cuenta la posibilidad de establecer alianzas profesionales que alimenten nuestro proyecto de buena manera y lo ayude a crecer. Pero la clave no está en las otras personas, está en cómo las podamos elegir y en el tipo de relación que establezcamos con ellas.

En especial, es ideal utilizar redes sociales tales como Facebook, LinkedIn y beBee como medios a través del cual se inician contactos que luego se convertirán en verdaderas alianzas profesionales, y que formarán parte fundamental dentro de nuestros proyectos actuales.


Ramiro es Coach Profesional, Asesor de Negocios y Psicólogo con enfoque en Docencia Universitaria. También ha escrito: