Un tema frecuente en el que emprendedores y profesionales me presentan sus dudas, es con respecto a la utilización apropiada de las redes sociales para promover sus servicios o productos.

3 errores que cometemos en redes sociales

Con lo anterior tengo que decir, que aunque bien se sabe de la importancia de las redes sociales hoy en día como herramienta de comunicación y marketing, no es posible potenciar completamente su uso si no se cuenta con un plan definido y objetivos concretos para su correcta utilización.

Hay tres errores principales que se cometen al utilizar las redes sociales para promover nuestros emprendimientos, marcas o productos, y los cuales debemos evitar:

  • Error 1: Perfiles en abandono 

Crear perfiles en todas las redes sociales pero no abastecerlas de información y de actualización constante es un error grave. No hay utilidad en el tener varios perfiles o cuentas en múltiples redes sociales si se encuentran abandonadas. Así que una de mis más sinceras recomendaciones para la estrategia de comunicación de su proyecto o negocio es analizar primero en cuáles redes se ubica su público objetivo, para así determinar dos o tres canales específicos, y empezar a trabajar en estos de forma enfocada y productiva.

  • Error 2: Cantidad no es calidad 

También es indispensable considerar que en la utilización de las redes sociales vale más la calidad que la cantidad. ¿A qué me refiero? Por ejemplo, en la red social Facebook podemos tener 10.000 ‘likes’, pero poca interacción y conversión de fans a clientes. Es desde luego preferible tener menos ‘likes’ pero mayor interacción, ventas y clientes. Para ello es fundamental generar “engagement”, lo cual tiene que ver con el grado de interacción, compromiso y fidelidad de parte de los seguidores de la red social. Esto lo podemos notar más específicamente en acciones tales como comentarios, compartir publicaciones, etiquetar amigos, mensajes, etc.

  • Error 3: No conocer a nuestra audiencia

El principal aporte de las redes sociales es el hecho de poder conformar una comunidad de seguidores interesados en la temática en la que nos desempeñamos. Así que se debe tener muy claro cuál es el objetivo en el momento de crear un nuevo perfil en una red social, y sobre todo, conocer muy bien los intereses de la audiencia que queremos alcanzar. Se debe aportar contenido de valor, que impacte positivamente en las necesidades de su público objetivo. Esto es lo que conocemos como marketing de contenidos.

En un próximo artículo me estaré refiriendo a algunas ideas clave a tomar en cuenta con respecto al marketing de contenidos y a generar o aumentar el nivel de “engagement”.

Como hemos podido apreciar, para la correcta utilización de las redes sociales en la promoción de nuestro proyecto o negocio profesional, es fundamental partir de una estrategia clara y bien argumentada sobre el fin que nos lleva a abrir un perfil en una determinada red social.

En mi sesión “Marketing digital para emprendedores y profesionales” podemos construir las bases y estrategias para definir el marco de utilización de sus redes sociales, si es que desea iniciar con un proyecto de emprendimiento, o fortalecer sus redes ya establecidas.


Ramiro M. es Coach Profesional, Asesor de Negocios y Psicólogo con enfoque en Docencia Universitaria. También ha escrito: